Crear usuario · Acceder

Amores

jarron rosaHoy tengo el corazón sufriendo recordando amores, que pudiendo ser pasaron.

Y aquellos que fueron sin querer serlo. Aquellos que pasaron por mi vida, como un suspiro. Los que permanecieron y se fueron apagando con el tiempo.

Pero, sobretodos, recuerdo aquellos que no fueron, y que daría mi vida para que hubieran sido. Aún sabiendo que quizás, hoy, ya no estarían conmigo.

Autor: Jorge Domenech

3 Mia 17-05-2006
+0

Romance entre la Luna y el Sol

eclipseMis sueños viajaban contigo a cualquier lugar, mientras a lo lejos una arpa emitia melancólicos acordes, aquella lejana melodía se mezclaba con el viento, se encontraron, se hablaron, y juntos se alejaron hasta las nevadas montañas.

Sin tristeza observé como iban alejándose, haciendo danzar las hojas caidas del otoño a su sosegado paso. En aquel instante repicaron las campanas y su sonido se escapó junto a la melodía y el viento revoloteando en los cabellos de aquella hermosa mujer.

Empujaba el tiempo al sol hacia el lejano horizonte, mientras la noche agarraba la luna entre sus brazos, con los mágicos colores de un sol en su último suspiro ella le tendió su mano, atrajo hacia si su rostro, y con aquel último rayo, selló el dia con un beso.

Mil pensamientos dormian en un recuerdo embriagador, del romance que tuvieron sobre las aguas del mar los reflejos de la luna,con los rayos del sol cuando ya se despedia. En aquel preciso instante un pájaro alzo el vuelo, llevándose en sus alas, el viento, la melodía y el sonido que escapó al repicar las campanas.

En el reloj sonaron las ocho, la noche recién nacía. Desde aquel rincón lejano situado entre las piedras, donde un haz de luz iluminaba el mar en su oscuridad, cabalgaron los sueños a lomos de las fantasias de aquellos que buscaron en aquel sutil refugio, rozar por primera vez los labios de alguna hermosa mujer.

Finalmente se ocultó el sol y dejó solitaria a la luna, derramando en su soledad lágrimas entristecidas, era tanta su amargura, tan intenso su dolor, que cada lágrima vertida en estrella se convirtió. En algún lugar lejano, un arpa dejaba sonar los acordes de ese embrujado romance entre la luna y el sol, mientras mis sueños viajaban contigo, a cualquier lugar.

Testigos de aquel romance entre la luna y el sol, la melodia , el viento y el sonido que escapó al repicar las campanas, se fueron mar adentro llevándose consigo el último suspiro del sol, en su poético romance con la luna, mientras él expiraba allá en el horizonte.

Mis ojos se fueron detrás de aquel atardecer rojizo, de aquellas lágrimas del cielo caidas, de estrellas en el cielo, del sol en el olvido. Mis ojos se iban cada dia, atrás de aquel romance entre la luna y el sol.

Autor: Jorge Domenech

2 Mia 13-05-2006
+0

Momentos con Ella

Claridad bajo la luz de lunamomentos con ella flotando la blanca explanada entre el y la orilla, el oscilante camino.

Reflejado el camino señalado por luz del sol reflejada en la luna reflejada en el mar.

Entre arena y explanada el camino serpenteaba en este recuerdo el paisaje deslumbraba.

Tarde noche o noche tarde, la luna no dudaba bajo ella se encontraba ella misma realzada.

(Autor: Javier González)

2 GONZO 11-05-2006
+1

Llénate de Mi

Llénate de mí. Ansíame, agótame, viérteme, sacrifícame. Pídeme. Recógeme, contiéneme, ocúltame. Quiero ser de alguien, quiero ser tuyo, es tu hora, Soy el que pasó saltando sobre las cosas, el fugante, el doliente.

Pero siento tu hora, la hora de que mi vida gotee sobre tu alma, la hora de las ternuras que no derramé nunca, la hora de los silencios que no tienen palabras, tu hora, alba de sangre que me nutrió de angustias, tu hora, medianoche que me fue solitaria.

Libértame de mí. Quiero salir de mi alma. Yo soy esto que gime, esto que arde, esto que sufre. Yo soy esto que ataca, esto que aúlla, esto que canta. No, no quiero ser esto. Ayúdame a romper estas puertas inmensas. Con tus hombros de seda desentierra estas anclas. Así crucificaron mi dolor una tarde.

Quiero no tener límites y alzarme hacia aquel astro. Mi corazón no debe callar hoy o mañana. Debe participar de lo que toca, debe ser de metales, de raíces, de alas. No puedo ser la piedra que se alza y que no vuelve, no puedo ser la sombra que se deshace y pasa. V No, no puede ser, no puede ser, no puede ser. Entonces gritaría, lloraría, gemiría.

No puede ser, no puede ser. Quién iba a romper esta vibración de mis alas? Quién iba a exterminarme? Qué designio, quéâ?? palabra? No puede ser, no puede ser, no puede ser. Libértame de mí. Quiero salir de mi alma.

Porque tú eres mi ruta. Te forjé en lucha viva. De mi pelea oscura contra mí mismo, fuiste. Tienes de mí ese sello de avidéz no saciada. Desde que yo los miro tus ojos son más tristes. Vamos juntos. Rompamos este camino juntos. Serâ?? la ruta tuya. Pasa. Déjame irme. Ansíame, agótame, viérteme, sacrificarme. Haz tambalear los cercos de mis últimos límites.

Y que yo pueda, al fin, correr en fuga loca, inundando las tierras como un río terrible, desatando estos nudos, ah Dios mío, estos nudos, destrozando, quemando, arrasando como una lava loca lo que existe, correr fuera de mi mismo, perdidamente, libre de mí, Curiosamente libre. ?Irme, Dios mío, irme!

Autor: Pablo Neruda

0 Mia 11-05-2006
+0

Renacido en Ti

Sentir que la memoria ha caducado, que no hay recuerdos bellos previos a ti. Una manifestación de sentires renovados, renacido ese mismo día en que te conocí.

Haces tu aparición en la escena de mi vida, asumiendo, sin saberlo, el rol protagonista; desplegando radiante resplandor de estrellas, impetuosamente suave, mágicamente bella.

A sabiendas que el amor tiene único dueño: aquel, que se lanza en pos de ese sueño de adoración sublime como única premisa, para quien haya obrado el singular milagro de despertar a un pobre corazón de su letargo con el mágico beso del brillo de su sonrisa.

Sentir que la cordura es solo poesía, que sólo hay vida a partir de tu vida, hasta el fin de los tiempos te he de seguir... ?Renacido ese dulce día en que te conocí!

Cómo habría de hallar en otra tu boca y tu pelo, cómo habría de hallarlos si así no lo quiero... ?Irreverente Blasfemia, si adorara una dulzura ajena a tu miel! Por siempre he de ser tu caballero fiel, y tú... ?Mi Reina!

Autor: Fabián Ruiz

2 Mia 11-05-2006
+1

¿Que es poesía? Gustavo Adolfo Bécquer

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas? Poesía,... eres tú.

Gustavo Adolfo Bécquer

4 GONZO 10-05-2006
+1
Página siguiente ►◄ Página anterior
 
Ocio Tecnología Mujer Informática Contactos Cultura Vacaciones Interesante Personal English
Ocio Alarmas Internet Chat Poesías Turismo
Juegos Tecnología Salud Adsl Messenger Mundo Viajes
CineTV Inventos Música Tech
ComoHacer
Enlaces: MovilZona Eventos Sagas Loteria Navidad 2012 Test de velocidad Pedrea

Blogs Teoriza™ · Red de Blogs · · Aviso Legal · Creative Commons · 2003-2011